Hoy toca votar.

Hoy toca votar. Han sido 4 años desde la última vez, y en ese tiempo han pasado muchísimas cosas, una nueva ley de educación (a la que básicamente podría dedicar una entrada entera. Gracias Wert), bastantes casos de corrupción (y no hablo solo del PP), un rescate a Bankia, recortes everywhere... Y supongo que del resto, ya estáis todos enterados.

El panorama está complicado, porque por primera vez, ya no es solo PP-PSOE (que a mí por lo menos me tienen ambos un poco hasta las narices). Nuevas voces y nuevas propuestas, regeneración política y candidatos cada vez más preparados (en serio, tenéis que ver esto). Quizás se necesite un cambio, de los típicos debates electorales en los que la campaña de un partido consiste en tirar mierda al adversario (va por ti, Pedro Sánchez), de izquierdas o derechas. (Reflexión rápida: De veras no entiendo, porque ahora todo el mundo se está metiendo tanto en Ciudadanos, por el mero hecho de que no se han auto-declarado de ninguno de los dos lados. ¿Tan horrible es el centro?. No todas las ideas de izquierdas son malas y lo mismo ocurre con las de derechas.)

Soy menor de edad, no he tenido que trabajar nunca, ni pagar impuestos, así que no quiero mojarme las manos con ninguno de estos temas (ya que aunque tengo mis propias ideas sobre ellos, seguro que aparece alguien llamándome imbécil, por opinar sobre algo que aún no me ha tocado vivir, and you know it). Pero sí que hay algo de lo que quiero hablar, y que estoy experimentando de primera mano: la educación. Hay varias cosas que están pasando ahora mismo, que no tienen ni pies ni cabeza:


  • No es normal, que ni las propias universidades sepan exactamente que tipos de pruebas van a tener que pasar mi generación, para acceder a sus estudios.
  • No es normal, que cada vez que cambie el partido cambie la ley de educación. Lo ha dicho Albert Rivera, lo repito yo. Debe haber un pacto sobre la educación y debe hacerse ya. El PSOE, ya ha dicho que si gana derogara la LOMCE, y si en las siguientes elecciones gana otra vez el PP ¿qué? ¿otro cambio de 360º en nuestro sistema educativo? ¿Libros nuevos otra vez? Ya está bien. 
video

*Representación gráfica de las reformas educativas en España*

  • No es normal, que en un país laico, la religión sea una de las asignaturas que cuenta para la media de acceso a la universidad, compitiendo como optativa con francés y filosofía. (Quiero discutir más sobre este punto en particular, pero lo voy a dejar para la entrada sobre la educación, que subiré más tarde)
  • No es normal que se apruebe una ley de educación, con solo el voto de un partido, me da igual izquierdas o derechas, mayoría o no mayoría. 
En cuanto al resto de temas y las propuestas de cada partido, podéis comparar unas con otras pinchando aquí. 

Hoy toca votar. Y cuando lo hagas, vota también por todos nosotros, los que aún no podemos decidir, los que vamos a salir a un mundo con un paro del 46,6%, a los que se nos ha dicho una y otra vez que nunca tendremos las misma calidad de vida que nuestros padres, los de "nunca trabajaras de lo que estudies", la generación de la emigración. 

Hoy toca votar, hoy toca cambiar las cosas.

Mi cabeza suena: Copacabana e incendios de nieve.

Hola! Creo que debo empezar diciendo, que tengo preparada una entrada con mucha más sustancia para mañana (¡último día antes de las elecciones!), pero por hoy quería hacer una entrada rápida compartiendo con vosotros algunos de mis gustos musicales. ¿Por qué? Porque me apetece y porque, ¿qué mejor forma de empezar el finde, qué con un poco de música?

Hoy toca música española (Yay!!), así que aquí os dejo algunas de mis favoritas:



*Si os han gustado, os recomiendo que escuchéis el disco entero, porque es *-*





*Esta última canción es tan "feel-good"...*

¿Os han gustado estas canciones? ¿Las conocíais ya? ¿Que grupos son vuestros favoritos? ¡Recomendadme música!


¿Por qué he dejado de escribir?

Como os habréis dado cuenta, hace meses que no subo nada a este blog. La verdad es que al principio no paraba de repetirme a mi misma, que no tenía tiempo, y que subiría una entrada en cuanto terminara el trabajo, el puente, la semana de exámenes… Posponiéndolo constantemente, con excusas que hacían que me sintiera más en paz conmigo misma. Ha sido solo hoy, cuando me he sentado y recordado ese tiempo, en el que escribir no era una carga, ni una responsabilidad, sino algo que ardía en ganas de hacer, cuando no podía esperar a llegar casa, para así subir una nueva entrada, y al ver un nuevo comentario o seguidor se me iluminaba la cara.

Recordar todo eso, me ha llevado a preguntarme ¿Qué ha pasado, para que este blog, que antes era mi particular país de las maravillas, se haya convertido en un lastre? ¿Cuándo fue el momento exacto en el que sucedió ese, tan significativo, cambio? La respuesta, es más sencilla de lo  que imaginé. Han pasado casi 3 años desde que comencé este blog (con la inestimable ayuda de Elle/Ada), y en ese tiempo tantas cosas han cambiado, yo misma sin ir más lejos, pero este blog sigue exactamente igual, y no me refiero al diseño o al nombre. Puede que para la yo de 13 años los libros fueran una de las cosas más importantes y un tema apasionante del que hablar y debatir, pero la yo de aquí y ahora ya no opina lo mismo.  Esto no es de lo que quiero hablar. Ahora mismo están pasando tantas cosas que requieren de nuestra inmediata atención, y decidir si el triángulo amoroso de un libro juvenil está bien o mal ejecutado (en mi opinión), no es una de ellas. Quiero debatir con vosotros, quiero saber vuestra opinión, que os parece correcto o incorrecto, cuales son vuestras ideas, pero sobre más asuntos que sobre novelas.

Y no me malentendáis, no estoy diciendo que leer sea estúpido,  (eso es casi como blasfemar.) Lo único que trato de expresar (aunque soy horrible con las palabras), es que no es lo que yo quiero hacer. Ayer hubo un debate electoral, y nada me apetecía más, que subir un post dando mi opinión y contrastándola con la vuestra. Pero no lo hice, porque pensé que no es eso lo que mis lectores, ni mis seguidores buscan cuando teclean “La Octava Nota” en google.

Bueno, quizás después de tanto tiempo, ha llegado hora de hacer reformas en esta pequeña casa. Y no sé qué saldrá de esto, ni si es la mejor decisión que he tomado. Pero es lo que quiero hacer en este momento.

¿Seguirá habiendo reseñas en el blog? Sí, aunque no serán lo único que suba, habrá escritos, reflexiones, comentarios, canciones, citas, debates y todo lo que se me ocurra. Será un cajón del desastre, pero bueno, yo misma soy un desastre.
Si habéis llegado hasta aquí, quiero agradeceros que sigáis haciéndome caso (aunque soy una pesada sin remedio).

Gracias y perdón por todo.