¿Por qué he dejado de escribir?

Como os habréis dado cuenta, hace meses que no subo nada a este blog. La verdad es que al principio no paraba de repetirme a mi misma, que no tenía tiempo, y que subiría una entrada en cuanto terminara el trabajo, el puente, la semana de exámenes… Posponiéndolo constantemente, con excusas que hacían que me sintiera más en paz conmigo misma. Ha sido solo hoy, cuando me he sentado y recordado ese tiempo, en el que escribir no era una carga, ni una responsabilidad, sino algo que ardía en ganas de hacer, cuando no podía esperar a llegar casa, para así subir una nueva entrada, y al ver un nuevo comentario o seguidor se me iluminaba la cara.

Recordar todo eso, me ha llevado a preguntarme ¿Qué ha pasado, para que este blog, que antes era mi particular país de las maravillas, se haya convertido en un lastre? ¿Cuándo fue el momento exacto en el que sucedió ese, tan significativo, cambio? La respuesta, es más sencilla de lo  que imaginé. Han pasado casi 3 años desde que comencé este blog (con la inestimable ayuda de Elle/Ada), y en ese tiempo tantas cosas han cambiado, yo misma sin ir más lejos, pero este blog sigue exactamente igual, y no me refiero al diseño o al nombre. Puede que para la yo de 13 años los libros fueran una de las cosas más importantes y un tema apasionante del que hablar y debatir, pero la yo de aquí y ahora ya no opina lo mismo.  Esto no es de lo que quiero hablar. Ahora mismo están pasando tantas cosas que requieren de nuestra inmediata atención, y decidir si el triángulo amoroso de un libro juvenil está bien o mal ejecutado (en mi opinión), no es una de ellas. Quiero debatir con vosotros, quiero saber vuestra opinión, que os parece correcto o incorrecto, cuales son vuestras ideas, pero sobre más asuntos que sobre novelas.

Y no me malentendáis, no estoy diciendo que leer sea estúpido,  (eso es casi como blasfemar.) Lo único que trato de expresar (aunque soy horrible con las palabras), es que no es lo que yo quiero hacer. Ayer hubo un debate electoral, y nada me apetecía más, que subir un post dando mi opinión y contrastándola con la vuestra. Pero no lo hice, porque pensé que no es eso lo que mis lectores, ni mis seguidores buscan cuando teclean “La Octava Nota” en google.

Bueno, quizás después de tanto tiempo, ha llegado hora de hacer reformas en esta pequeña casa. Y no sé qué saldrá de esto, ni si es la mejor decisión que he tomado. Pero es lo que quiero hacer en este momento.

¿Seguirá habiendo reseñas en el blog? Sí, aunque no serán lo único que suba, habrá escritos, reflexiones, comentarios, canciones, citas, debates y todo lo que se me ocurra. Será un cajón del desastre, pero bueno, yo misma soy un desastre.
Si habéis llegado hasta aquí, quiero agradeceros que sigáis haciéndome caso (aunque soy una pesada sin remedio).

Gracias y perdón por todo.


5 comentarios:

  1. ¡Holaaa! Los cambios no son malos y si es lo que te pide el cuerpo pues ya está. No te sientas mal por nada y la diversidad es muy buena ^^

    Un besito

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! Me encanta que hagas esos cambios, mi blog mismo también es un popurrí de todo y son los que me parecen más interesantes ¡Ánimo! :)

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!

    Es importante que uno se sienta agusto con su blog, y si tú quieres hablar de cosas variadas, adelante ;) Yo misma en mi blog hablo de un montón de cosas que me gusta, ¡y no es malo! Es un blog personal, y la primera que debe sentirse cómoda eres tú, así que ánimo.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  4. Hola, me pasó algo parecido pero decidí que subiría contenido a mi blog sobre lo que quisiera, no encasillarme solo en libros porque yo soy mas.
    (Participo de la iniciativa de blog asociados, ya te sigo y espero que te pases por mi blog. Besos!)

    ResponderEliminar
  5. ¡Me parece genial que lo hagas! Nos hacemos mayores, y nuestras preocupaciones e ideas van cambiando con el tiempo. Haz lo que más te plazca, seguro que habrá alguien que valorará tu trabajo. Nada es en vano. Yo, por supuesto, estaré encantada de leer tus entradas. :)

    ¡Besos!

    ResponderEliminar

Quiero leer todas las estupideces y cosas interesantes que tengas que decir.
No hagas SPAM, cuando vuelva tu comentario lo devolveré ;)