NO HAY TREGUA EN EL AMOR CAP.3


Cassie camina alegremente por la calle, ha quedado con Sarah en La Octava Nota, el bar de moda de la ciudad.

Su día ha sido lamentablemente normal, las clases han sido aburridas, y ahora que el fin de curso se acerca los exámenes son más complejos y cada día se convierte en una interminable cuenta atrás para el gran premio: las esperadas vacaciones de verano en las que se apartan los estudios, y todos están más relajados y felices. Algo interrumpe sus pensamientos. Ha oído un… ¿grito?

Sigue el sonido y se adentra en un oscuro callejón un chico y una chica representan lo que a simple vista se podría considerar una escena romántica. De no ser, claro está, que el hombre no sostuviera una cosa afilada y plateada contra el cuello de la joven.

Cassie no lo piensa, coge una gran piedra y la estampa contra la cabeza del agresor.  Y esté caé desplomado al suelo. Se queda blanca, ¿Y si lo ha matado? Pronto recupera el color al ver que el pecho del hombre sube y baja al ritmo de su respiración.

Es entonces cuando se detiene a observar a la chica. Tiene un pelo castaño que  le cae en rizos sobre los hombros. Sus ojos grises reflejan miedo. Sus labios se abren,  quizás para articular un “gracias” o un “te debo mi vida Pero lo único que dice es:
 -¿Cómo?-.

Instintivamente Cassie  le replica lo primero que le viene a la cabeza:
-Cogí una piedra y se la he tirada a la cabeza, parece que tengo puntería.-

Ahora es su turno de preguntar: -¿Qué ha pasado? ¿Quién eres? ¿Estás bien?-

-Yo…- Empieza. Cassie la mira, se le ve pequeña ahora y sobretodo muy asustada.

-¿Sabes qué? ¿Por qué no me lo cuentas mientras tomamos un café?- Pregunta con amabilidad mientras la ayuda a levantarse.
-No me gusta el café, pero acepto con gusto

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Quiero leer todas las estupideces y cosas interesantes que tengas que decir.
No hagas SPAM, cuando vuelva tu comentario lo devolveré ;)