NO HAY TREGUA EN EL AMOR CAP.6

Es un bar barato, pero hacen buenos bocadillos. Y a Ian no le importa la impresión que pueda  causar a Juliette, ha venido con unas intenciones fijas.
-¿Buscas a alguien?- Pregunta agitando su largo cabello rubio con una voz que podría considerarse seductora.
-Esto… sí. A un camarero.- Responde, miente. Este es el lugar favorito de Kyllian, siempre pasa por ahí antes de judo. Hoy ha sido una excepción. “Debe de estar con Cassie en alguna parte, hablando sobre alguna cosa que prefiere contar a una casi-desconocida que a su mejor amigo.” Piensa molesto.
-Ya he pedido.- Dice Julliete.
-¿Ya?- pregunta asombrado- ¿Cuándo?
-Ahora, cuando estabas pensando en algo que probablemente no me interesa. Por lo que no tengas la molestia de contármelo y solo preocúpate por nuestra cita real en el mundo real.-
-¿Y qué me has pedido?- Pregunta.
-¿No sabe hacer nada solo el bebé?- Contesta en tono de burla. Ese comentario le molesta, es la segunda vez en toda la tarde que le llaman crío.
Media hora después Ian apura su bocata de bacon-queso mientras Juliette sigue picoteando sobre su ensalada.
“¿Ensalada en una bocatería? ¿No debería hablar el nombre del sitio sobre el menú? El caso es que todavía no hay ninguna ensaladería
-¡La cuenta!- Pide la chica levantando su largo y fino brazo. Seguro que el camarero se siente afortunado. Ian paga sin dar crédito al precio de la ensalada.
La cita termina y el chico le abre la puerta hacia la salida como buen caballero que es. Los jóvenes y no tan jóvenes miran a la pareja, o mejor dicho a la chica. Esta, camina moviendo las caderas al son
de una música que solo ella oye. Causa efecto ante los chicos que desearían poder estar con ella y ante las chicas que envidian su pelo, sus ojos, sus pechos, sus largas piernas… todo su cuerpo en general.
-Juliette…- Empieza el joven.
-¿Sí?
-Tú… solo quieres… pues eso… rollo ¿verdad?- No le gusta preguntar este tipo de cosas. La chica suelta una gran carcajada ensañando su perfecta y blanca dentadura.
-¡Pues claro!- Exclama. Ian suelta un extraño suspiro. Entonces Juliette se acerca a él, concretamente a su oído.
-Mañana, a las seis, en mi casa.- Susurra, tras la mirada sorprendida del chico pregunta:- ¿Sabes donde esta mi casa?- Él asiente ¿Cómo no iba a saber donde vive Juliette Homes?
-Tranquilo, estaremos solos.- Dice a modo de despedida, dejando tras ella un permanente olor a menta y a un chico profundamente confuso.
---
Will sigue caminando a paso alegre por la acera, hace un rato que se ha percatado de la chica que lo sigue. Aún no se ha vuelto a mirarla. Cruza el paso de peatones y un claxon lo hace volverse. Allí está ella, parada enfrente de un coche que se acerca a ella cada vez más deprisa. Will corre hacia la chica, la coge con fuerza y la tira al otro lado de la acera justo cuando el coche cruza el paso de zebra y continúa su camino.
Will aterriza en el suelo justo encima de ella. Lentamente la recorre con la mirada. Se puede decir que es guapa y alta, de unos dieciséis o diecisiete años; su pelo cobrizo le cae sobre los hombros y sus ojos verdes parecen más grandes a la luz de las farolas. La chica le mira y se sonroja, es entonces cuando se da cuenta de que sigue encima de ella. Con rapidez se pone de pie, ella le imita.
-Gracias por salvarme la vida. – Dice con tranquilidad como si solo le hubiera ayudado a  no caerse o algo así.
-¿Por qué me seguías?-Pregunta Will.
-¡Yo no te estaba siguiendo! ¡Por muy guapo que seas no merece la pena seguirte! ¡Y además ni siquiera te conozco!
-Empecemos por lo más fácil, ¿cómo te llamas?
-Casidy para ti, Cassie para todos los demás.
-Will “tú salvador” para ti, Will para todos los demás.- Dice en tono de burla haciendo una pequeña reverencia.
-Muy bien, Will, yo…
-Has olvidado lo de “mí salvador”
-¡Eres un creído!-Grita Cassie y con un resoplido se dispone a marcharse.
-¿Por qué no me cuentas lo creído que soy mientras tomamos algo en el “Starbucks” mañana?
-Iré, a las doce y media. Pero solo porque necesitas algunas lecciones de modales y modestia.-   

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Quiero leer todas las estupideces y cosas interesantes que tengas que decir.
No hagas SPAM, cuando vuelva tu comentario lo devolveré ;)