NO HAY TREGUA EN EL AMOR CAP.7

-¡Iaaaaan! ¡Abreeee!- Grita la joven enfurecida. Ian la escucha y la deja pasar. Ella echa humo y una vez están en la habitación de su amigo estalla pegándole una sonora bofetada. Ian no sale de su asombro mientras coloca la mano en su mejilla dolorida.
-¿Pero tú de qué vas?- Pregunta la chica sin calmarse.
-¿Cómo que de qué voy? ¡Ni que fueras mi novia!- Exclama.
-Ah, entonces sabes de qué hablo.
-Sí, bueno, lo suponía… Espera, ¿y tú como lo sabes?- Pregunta desconcertado. A modo de respuesta Kyllian  se acerca al ordenador y entra en el FACEBOOK, concretamente al perfil de Juliette y lee imitando su voz:
-“Menuda tarde con Ian. ¡Qué bien lo hace! Ya me entendéis…”- Vuelve a su voz normal.- Prácticamente lo sabe todo el mundo que tenga FACEBOOK.-
Kyllian mira a su amigo y su expresión pasiva le enfurece. Sin pensar con claridad coge una botella de la estantería y le lanza un buen chorro de agua a la cara.
-¡Despierta!- Exclama. Él sacude la cabeza mientras pequeñas gotitas caen de su pelo.
-Tú estás celosa.- Dice. La chica se sonroja sin saber por qué. El joven sonríe y evita una nueva torta dirigida hacia él.
-Por favor no cambies de tema.
-¿Pero qué tema?
-¡Que has hecho el amor con Juliette Homes!
- Pero si no llegamos a tanto.- Suspira. Kyllian ya no sabe si reír o llorar.
-¡Es decir, que Juliette va por ahí contando trolas que llegan a oídos de todos y tú te preocupas por si yo me pongo o no me pongo celosa!- Grita.
-No he dicho eso.
-¿Qué no has dicho eso? Por Dios, Ian madura de una vez.- Se sienta a su lado.- ¿Qué piensas hacer?
Ian se encoge de hombros.
-Yo mejor me voy que me estresas. Y de esta tendrás que salir solo.- Tras decir esto la chica se va.
 Diez minutos más tarde, al entrar en el FACEBOOK el chico descubre sonriente que su amiga le ayudará siempre. Su perfil ha sido actualizado y ahora pone: “ Juliette, mentirosa. Más quisieras.”
No cabe decir que Kyllian sabe su contraseña.
---
Will espera sentado en uno de los pequeños taburetes de madera colocados alrededor de la gran mesa vacía. Hace diez minutos que ha quedado con ella en el Starbucks. ¿Y si al final no viene? Empieza a preocuparse cuando las grandes puertas de cristal se abren y Casidy entra. Lleva el cabello recogido en una coleta alta y una bonita camiseta de flores combinada con unos vaqueros. Will le hace un gesto con la mano y le saluda sonriente, desde su encuentro no deja de pensar en ella.
-Bien… ¿y qué quieres?- Pregunta ella  sin rodeos.
-¿Cómo? Yo…- Se sonroja.
-¡Venga! No me hagas creer que solo me has traído aquí para hablar de tonterías.- La chica iba a decir algo más pero es interrumpida por un camarero.
-¿Quieren algo?
-Sí, una coca-cola, por favor.- Pide ella.
-Yo quiero un vaso de agua, gracias.
El camarero se aleja y Casidy abre la boca para decir algo, pero Will la interrumpe.
-Deberías tranquilizarte. No quiero nada, solo hablar contigo.- Pide.
Ella se calma y le mira con sus ojos verdes muy abiertos.
-Bien y… ¿Qué tal?- Pregunta el chico con una sonrisa y por primera vez ella se la devuelve.
Pasan las horas y poco a poco se abren el uno al otro. Lo pasan bien juntos y a Casidy cada vez le gusta más el chico de los enormes ojos azules. Están hablando cuando el móvil de la chica empieza a sonar.  Casidy lo coge. Habla atropelladamente  y luego empieza a gritar. Will consigue oír parte de la conversación.
-¡¿Qué Ian ha hecho qué?!
-¿Juliette?
-¡¿Qué?!
-Voy para allí.- Dice finalmente y cuelga.
-Tengo que irme, lo siento Will, me ha surgido algo.- Se dispone a marcharse cuando él la llama.
-Casidy, mañana…
-Mañana a las doce en el BABOL PARK. Ah, y llámame Cassie.- Le sonríe y se va.
Will se queda unos segundos embobado, claramente esa chica le tiene fascinado.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Quiero leer todas las estupideces y cosas interesantes que tengas que decir.
No hagas SPAM, cuando vuelva tu comentario lo devolveré ;)